Así pasan el día y la noche en Hidroituango bajo tres grandes amenazas