Así quedó libre en Colombia el peor asesino en serie del mundo