Así se habrían robado el 25 por ciento de la valorización en Armenia