Cayó a un abismo de 300 metros cuando tomaba una foto y sobrevivió