Dolor e indignación en la SIP ante crimen de periodistas en Ecuador