El comentario del propietario de una pizzería que se hizo viral