En el Catatumbo impera el miedo por la guerra entre el Eln y el Epl