Fiestas ilegales en patios y cabañas alertan a Santa Marta en pandemia