La esperanza de un hogar para mascotas abandonadas en Barranquilla