Montañas de mango se pudren en Ciénaga por la falta de compradores