Pese al toque de queda, hubo asistencia a playas del Atlántico