Rogar perdón con pasacalles a una mujer le saldrá caro a su autor